Cultura al margen de las instituciones – Mallorca

Gestores culturales, gestión cultural y proyectos culturales

¿Queréis conocer cómo trabaja el sector cultural al margen de las instituciones en Mallorca (Baleares)?

S'illoEl sector de las Islas ha tenido que tirar de ingenio, creatividad y sinergias entre artistas para poder sacar adelante proyectos debido a la caída en picado del apoyo institucional.

Este interesante reportaje analizaba en verano muchos de los proyectos emergentes y consolidados que ha dado el sector de las islas en un tiempo oscuro de crisis y que demuestran que el sector cultural está vivo, coleando y trabajando de una manera distinta su relación con las instituciones (subvenciones). Os animamos a leerlo y ¡a contarnos otras experiencias similares en vuestro territorio!

Con este artículo, la aGCIB, associació de gestores culturales de las Islas Baleares, inicia una serie de posts para compartir en el blog de Máster de Gestión Cultural UOC – UdG, dedicados a conocer proyectos de cada isla. Este es su primer artículo y seguirá Menorca… Esperamos que os guste.


FONT: Diario Última Hora
Autor: Urko Urbieta

La forma de hacer cultura en las Islas ha evolucionado, experimentado y, por fin, eclosionado. Es una sombra de lo que fue antes de la recesión económica». Así de claro es Miquel Martorell, presidente de la Associació de Gestors Culturals de Balears, cuando le solicitamos realizar una radiografía del sector cultural, ocho años después de que la temida crisis hiciera acto de presencia y cortara de raíz las ayudas públicas, acabando con el sueño de muchos artistas, barriera con empresas culturales y pusiera fino dejara en stand by muchos proyectos artísticos. A la fuerza, el sector cultural y de la gestión cultural ha tenido que tirar de ingenio, creatividad y sinergias entre artistas, ingredientes principales para dar a luz Nuevos proyectos «más transversales, con una responsabilidad social más clara y que cuentan con las Instituciones de una manera diferente», dice Martorell. Aunque la crisis ha apretado durante estos años, y de qué manera, al tejido cultural de Balears, lo positivo es que no lo ha ahogado, es más, se está levantando más fortalecido que nunca, diferente y con ganas de probar coses nuevas. Han nacido proyectos culturales que quizá hace unos años nadie se hubiera planteado. El ‘sí se puede’ del mundo de la cultura aún hoy sigue retando a la falta de inyección económica institucional.

CINENUEVA VIDA AL CINE DE SINEU «Todavía no tengo claro si somos unos valientes o unos inconscientes totales», confiesa Marta Barceló, miembro de la productora Res de Res i En Blanc, cuando habla de C.I.N.E, el primer centro de investigación escénica de Mallorca, que echó a andar el pasado mes de febrero en Sineu.  Biel Jordá y Barceló apostaron en 2008 por invertir todos los ahorros de su compañía en adquirir el viejo cine de la localidad–de ahí el nombre del proyecto–, cerrado desde hacía años por un incendio, como base de operaciones para su compañía, un circo teatro con fama internacional. Pero su ambición ha ido más allá: C.I.N.E es más que un local de ensayos, también es una residencia de creación e investigación, de formación continua de artistas a base de laboratorios, talleres, jornadas de reflexión, encuentros o seminarios, que son solo algunas de las propuestas que acoge este espacio singular. Lograr este propósito ha costado una serie de años y de sacrificios «personales y económicos» por parte de la compañía, que ha invertido hasta el último céntimo de su cuenta en rehabilitar el edificio: «Hemos realizado dos grandes reformas para adaptarlo a nuestras necesidades contando con nuestro capital privado y con fondos europeos para poder finalizarlo”, explica la actriz, que también confiesa que para poder seguir tirando adelante van a necesitar contar en un futuro con apoyo institucional. «En algún momento, este bonito proyecto va a dejar de ser sostenible, pero seguimos adelante porque estamos creando vínculos y sinergias muy atractivas con otras compañías de la Isla, nacionales y, por supuesto, internacionales. Hacemos un Servicio público que las Instituciones deberían atender”, recalca la emprendedora. Sin dejar esta localidad del centro de la Isla, la experimentación, creación y difusión cultural también son los objetivos de Nova Estació, que ocupa, junto al restaurante Viés la Antigua estación de tren de Sineu. Tupa Rangel, gestora cultural vinculada a la diplomacia durante varios años, es la cara más visible de este proyecto cultural, que ofrece talleres, así como un espacio expositivo y de promoción de la obra de artesanos de Mallorca. «Estamos dando forma a un espacio cultural donde convivan diferentes disciplinas, un lugar de confluencia de artistas y gente interesada en la cultura.

Es un espacio ‘work in progress’ abierto a todos, que esperamos ampliar y enriquecer con el tiempo», explica Rangel. Talleres de yoga y de rusca para contar historias a los más pequeños, un concierto íntimo de Manu Chao, por ejemplo, o un paseo sonoro por la Venezuela más musical destacan en un programa en el que, según Rangel, «mezclamos Vanguardia con la retaguardia». Además, entre e 15 y el 10 de septiembre este espacio dará cabida a un taller impartido por Enrique Vargas, creador del Teatro de los sentidos, en colaboración con C.IN.E. “La sinergia entre entidades permite retroalimentarnos, apoyarnos y poner proyectos en pie», afirma la responsable de Nova Estació.”

Colectiu VermutPLACER PARA LOS SENTIDOS. Arte joven y emergente, comida, vino y amigos. Buena combinación, ¿verdad? Estos son los ingredientes que ha estado ofreciendo Colectiva Vermut en el restaurante Claxon de Palma durante algo más de un año. Las anfitrionas de estas citas, que se organizan cada dos meses, son Reyes Marfil y Gloria Regal amigas, artistas y enamoradas del mundillo artístico: «Nos apasiona el arte y nos apasiona aún más acercar el arte a la gente», señala Marfil sobre este evento, en el que van rotando los autores en cada edición, para dar cabida a más gente. Colectiva Vermut nació de una forma casi espontánea con la organización de una exposición entre amigas. Fue todo un éxito y se plantearon, ¿por qué no ir más allá? Faltaba un espacio donde hacerlo, pero no tardó en aparecer uno de los propietarios del Claxon, muy interesado en el movimiento artístico de la Isla, que buscaba ‘pintar’ las paredes de su local. Manos a la obra. A partir de ahí el proyecto fue creciendo. «En cada edición participa una selección de artistas cuyos Trabajos expuestos se pueden comprar: pintura, ilustración, fotografía, cerámica, textil…El propósito de estos eventos es conocer, apoyar y potenciar los diferentes Trabajos artísticos. Para crear lazos, generar sinergias y disfrutar del arte», explica Reyes Marfil, que ahora está más centrada en su Trabajo y en su obra, que acaba de mostrar en la última edición de Art Nit Campos. «Quizá es el momento de empezar a tocar puertas y pasar a la Administración todo el bagaje de lo que hemos hechos en el último año», finaliza.

Hay otros proyectos que abanderan su independencia de las Instituciones como regla básica para seguir adelante. Es el caso de los responsables del Festival S’illo de artes escénicas, que la Asociación cultural Can Timoner de Santanyí organiza por tercer año consecutivo. «Un punto de encuentro de los socios con profesionales de artes escénicas y un escaparate de Trabajo de las compañías de danza, teatro y música mallorquines y de fuera», explica el actor Jeroni Obrador director de esta muestra teatral underground, que celebra su tercera edición del 27 de agosto al 9 de septiembre, donde convivirán los talleres, el teatro de texto, la música y la danza, gracias al Trabajo de 16 compañías de la Isla, Madrid, Sevilla, Barcelona y Bogotá. Tan buen sabor de boca ha dejado durante los dos últimos años este festival que la campaña de crowdfunding, organizada en la plataforma Verkami para pagar desplazamientos, dietes y transporte de las compañías, ha superado ampliamente once días antes la cifra de la organización. Esta muestra de proyectos son solo algunos de los que uno puede encontraren Mallorca. Pintura, música, teatro…en definitiva, arte en libertad y arte para los sentidos. Aunque cueste creerlo, la cultura está más viva que nunca en Mallorca. Solo hay que saber encontrarla.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà

*