“No sirve de nada querer vivir de una empresa cultural sin conocer el oficio de gestor cultural”

Entrevista a Diego Dueñas Redondo, Fundador y Gerente de Konzertare, antiguo alumno del Máster de Gestión Cultural, que obtuvo matrícula de honor en el TFM 2016-2017.

diego dueñas gestor cultural gestion culturaldiego dueñas gestor cultural gestion cultural

¿Cómo se te ocurrió la idea de Konzertare? ¿en qué consiste? ¿qué necesidades cubría en el sector cultural?

Konzertare es la materialización de un proyecto que rondaba en mi cabeza desde que comenzó mi andadura en el sector de la cultura. Mis estudios de Interpretación Musical en la especialidad de Violín, iniciados en el CPM Alcázar de San Juan – Campo de Criptana, y continuados en el RCSM “Victoria Eugenia” de Granada, además del grado de Historia y Ciencias de la Música en la Universidad de Granada, y mi andadura en la Orquesta Joven de Andalucía, la Orquesta de la Universidad de Granada o la Joven Orquesta Sinfónica de Granada, siempre me han hecho estar en contacto con la música clásica.

Normalmente, cuando estudias música tienes un contacto directo con la interpretación y el estudio histórico de la misma. Sin embargo, durante mucho tiempo, los propios músicos hemos apartado a un lado las labores organizativas necesarias para llevar a cabo cualquier actividad musical, dejándolas en manos de personas muy capaces, aunque sin conocimientos especializados en el terreno interpretativo.

En este sentido nace la idea de Konzertare, cubriendo con profesionales especializados en el campo interpretativo de la música y la gestión cultural el abanico organizativo que la realización de proyectos musicales conlleva.

El área principal de trabajo de Konzertare se basa en la representación de solistas, grupos de cámara, directores y orquestas en el sector de la música clásica. Además, ofrecemos servicios integrales de organización de conciertos y somos promotores de muchos de los espectáculos que los artistas plantean.

Para realizar nuestra actividad es fundamental el equipo de imagen, diseño y marketing. En Konzertare tenemos la suerte de poder contar con Javier Guerrero (Gueben, diseño creativo), autor de nuestra página web www.konzertare.com Nuestro objetivo prioritario es cuidar en todo momento la estética que cada uno de los artistas quiera hacer llegar al público.

Por tanto, Konzertare es un intermediario en el campo de la gestión musical. Para la realización de nuestra actividad colaboramos con auditorios, teatros, festivales, orquestas y promotores, tanto entidades públicas como privadas.

¿Cómo diseñaste el plan de Empresa? ¿Qué recursos te proporcionó el Máster de Gestión Cultural para emprender este proyecto de Empresa?

Konzertare nació formalmente en julio de 2017. En aquel entonces acababa de entregar mi TFM y finalizar el Máster de Gestión Cultural. Por ello, he de decir, que muchos de los conocimientos adquiridos durante mi formación fueron aplicados íntegramente a la realización del proyecto empresarial.

Como todo proyecto, Konzertare nació de una idea: cubrir con profesionales un sector concreto de la música clásica, el formado por aquellos jóvenes músicos que han finalizado sus estudios. Jóvenes que tienen una gran calidad y proyectos muy interesantes, pero necesitan el aval de una agencia de representación o un promotor que les permita hacer realidad sus ideas.

konzertarte gestion cultural servicios musicales diego dueñaskonzertarte gestion cultural servicios musicales diego dueñas

Diseñar el plan de Empresa no ha sido algo que haya podido realizarse de la noche a la mañana. En un primer momento, Konzertare sólo tuvo un área de gestión, logística y producción, coordinada por mí mismo; y un área de imagen y comunicación, gestionada por Javier Guerrero. Para el diseño primitivo del modelo a seguir conté con la experiencia de Javier Guerrero. Además, fue imprescindible la ayuda de grandes profesionales de la música como Ana Luque, Gabriel Delgado, Juan de Dios Morales o Miguel Ángel R. Laiz.

En estos primeros seis meses de andadura, el Plan de Empresa ha ido perfilándose poco a poco, estableciendo claramente los objetivos a realizar, creando protocolos de actuación y estrategias para la consecución de los objetivos.

A día de hoy, el organigrama de Konzertare se encuentra totalmente establecido con un sistema piramidal dividido en áreas, todas ellas coordinadas por la gerencia. En concreto, las de representación, marketing y comunicación, imagen, producción y medios técnicos. Esto es algo fundamental para el funcionamiento de cualquier organización. Además, se lo debo al Máster de Gestión Cultural y a mi tutora Taína López, la encargada de la asignatura Producción y dirección en gestión cultural.

 

¿Qué dificultades encontraste a la hora de implantarlo? ¿Cómo las superasteis?

En nuestro caso, Konzertare nace con una financiación muy limitada, prácticamente cero. Por ello, para poder crecer, ha sido necesario realizar proyectos en los que el beneficio ha sido reinvertido al 100% en nuevos proyectos. Desde mi punto de vista, este protocolo ha sido un gran acierto, ya que ha posibilitado crecer exponencialmente de una forma muy pronunciada en los primeros seis meses de vida. No obstante, es preciso indicar que esto ha sido posible porque la principal área de actuación de Konzertare se fundamenta en la oferta de servicios, muchos de los cuales no precisan una gran inversión técnica.

 

diego dueñas gestor cultural gestion cultural

Por otro lado, en un mundo tan conectado, donde la información fluye de manera tan rápida, es curioso cómo la necesidad de contacto humano para la realización de cualquier proyecto sigue siendo tan fundamental. ¿Qué dificultades acarrea esto? La necesidad de contar con una red de contactos muy extensa, y ¿lo más importante de todo? Realizar un seguimiento pormenorizado de los proyectos con cada uno de los contactos y las relaciones con ellos, porque, al fin y al cabo, todos somos humanos.

Y, ¿cómo superamos la dificultad del networking sin dejar de lado la prestación de servicios? En mi opinión, es necesario contar con un equipo que pueda dar respuesta a los retos que se van planteando. Sin embargo, la solución definitiva sería conseguir que el día tuviera 30 horas…Fuera de bromas, es muy necesario contar con herramientas informáticas de gestión y una agenda en donde todo esté muy bien calculado. Aprender a gestionar el tiempo de manera eficiente es el mayor hándicap al que un gestor debe hacer frente.

 

Un consejo para aquellos gestores culturales que quieran emprender una empresa cultural, ¿qué les recomendarías?

Perseverancia y mucha ilusión en proyectos a corto, medio y largo plazo. Pienso que es fundamental marcar unos objetivos. Deben ser ambiciosos, pero realizables. No sirve de nada querer tocar la luna sin saber volar. O lo que es lo mismo, no sirve de nada querer vivir de una empresa cultural sin conocer a conciencia la industria y el oficio de gestor cultural. Por tanto, el objetivo prioritario para fundar una empresa cultural debe ser formarse lo máximo posible y familiarizarse con el contexto de las industrias culturales.

Esto no es un proceso inmediato, por ello es fundamental la perseverancia. En mi caso, han pasado casi 8 años desde que comencé mis estudios universitarios hasta que finalicé mis estudios de máster, aparte de los 16 años de mi vida dedicados al estudio de la música y el violín. Tengo más que claro que sin esa formación, Konzertare hoy en día no sería una realidad.

Por tanto, en la gestión cultural la perseverancia debe ser fundamental, unida, por supuesto, a la realización de un trabajo lo más profesional posible. En esta carrera se nos presentarán en multitud de ocasiones algunos atajos, unos mejores y otros peores. Sin embargo, no podemos dejarnos llevar por falsos caminos, sino confiar en nuestra paciencia, capacidad de trabajo y profesionalidad, siempre disfrutando de nuestra labor.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà

*